Este sitio web utiliza cookies para asegurarte la mejor experiencia de usuario posible. Aprender más.

5.0
( Sobre 5 )
Copépodos Tigriopus botella 250
Copépodos Tigriopus
Botella copépodos tigriopus
Copépodos trigriopus
Copépodos Tigriopus botella 250

Copépodos Tigriopus Vivos

Marca: Lunaqua

3,95 €
Impuestos incluidos
Copépodos vivos harpacticoides del género Tigriopus sp.
Con un tamaño de entre 300 y 1200 micras, es el género de copépodos de mayor tamaño criado específicamente para acuariofilia marina.
VOLUMEN
Cantidad

Un copépodo bentónico y detrívoro muy resistente que va a las mil maravillas como comida viva y especialmente como contribución de la infauna de nuestro acuario, Esta microfauna es primordial para el equilibrio y buen funcionamiento de nuestro acuario marino así como para el control de plagas. El riguroso control de calidad al que está sometido la producción de este producto permite utilizarlo directamente en el acuario volcando todo el contenido de la botella en el acuario sin necesidad de colar previamente los copépodos para añadirlos escurridos. Son eurihalinos y euritermos por lo que no necesitan ningún tipo de aclimatación previa. Es decir: ¡¡De la botella al acuario directamente!!
Género: Tigriopus
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Crustacea
Clase: Maxillopoda
Subclase: Copepoda
Orden: Harpacticoida

 

 

Características generales

Los copépodos son los principales consumidores primarios de microalgas. Constituyen más del 70% de los componentes del zooplancton de todos los mares.
Los tamaños oscilan desde 120-230 µm.
Están en la dieta principal de peces y crustáceos. Son omnívoros y cosmopolitas.
Viven a densidades poblacionales altas y toleran un amplio rango de condiciones físicas y químicas (temperatura, salinidad y oxígeno disuelto), habituales en las zonas intermareales donde habitan. Tienen hábitos bento-pelágicos.
Tienen reproducción sexual y presentan una alta fecundidad. Pasan por 6 estadíos naupliares y 6 estadíos de copepodito hasta convertirse en adulto.

 

 

Valor nutricional

Son muy importantes para las dietas larvales de peces marinos ya que estos presentan una actividad enzimática limitada para sintetizar, elongar y desaturar cadenas de ácidos grasos poliinsaturados a largas cadenas de ácidos grasos altamente insaturados. Todo ello es esencial ya que estos ácidos grasos forman parte de importantes estructuras celulares del sistema nervioso, la retina y otros tejidos pigmentados.
Al contrario que otro alimento vivo usado en acuicultura, no necesitan ser enriquecidos para tener un buen nivel balanceado de nutrientes ya que estos por sí mismos tienen una excelente composición nutricional.

Ventajas que presentan los copépodos como alimento

  • Realza el colorido natural de peces y crustáceos.
  • Refuerza el sistema inmunitario del organismo.
  • Son de especial utilidad con algunos habitantes del acuario más delicado en su alimentación, ya sea porque están enfermos o porque no aceptan el alimento inerte.
  • Se ha demostrado que los copépodos en el cultivo larvario de peces marinos aseguran un desarrollo normal con mejoras en el crecimiento y supervivencia reduciendo considerablemente las enfermedades, malformaciones y pigmentación anormal.

Cuándo utilizar copépodos y para qué

  • Al ser bento-pelágico tiene un movimiento más visible a los depredadores y por ello no dura mucho tiempo en el acuario una vez lo introduces, es más rápidamente consumido.
  • Puede ser depredado por crustáceos y peces de mayor tamaño.
  • Debemos echar copépodos a nuestro acuario para asegurarnos siempre una buena microfauna en él. Es importante no olvidar las cadenas tróficas, debemos intentar imitar las condiciones que hay en el mar para que exista un correcto funcionamiento en todos los niveles.
  • Los copépodos son una excelente fuente de alimento para peces más delicados y para recuperar el apetito en peces enfermos o que les cuesta más comer (mandarines, peces pipa, caballitos de mar,…) así como alimento para corales e invertebrados que habitan en nuestro acuario.
  • Debemos añadirlos por la noche para que no sean depredados en el momento y siempre echarlos en el extremo opuesto a la salida del agua del tanque.

Registrarse

¿Ya tiene una cuenta?
Iniciar sesión - Restablecer la contraseña